Clan DLAN
19 de Agosto de 2017
Actualmente tenemos 62 usuarios online.
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN


The Saboteur



Género: Acción
Puntuación: 6.7
Año: 2009
Idioma [Texto|Sonido]: ???|???
Desarrollador: Pandemic Studios
Distribuidor: Electronics Arts
Comentarios
Traducción


Links Relacionados:
Sitio Oficial:
The Saboteur
Revisión


??? Revisión realizada por SunkDevifull

A lo largo de los años han sido muchos los juegos que apuntaban alto y acabaron descalabrándose, algunos de ellos prometían mucho pero la falta de experiencia de los desarrolladores acabó imponiéndose y dejando en el olvido juegos como The Fall o Boiling Point.

Otros juegos, ayudados por la campaña llevada a cabo por compañías potentes no han quedado tan olvidados... si no más bien para el recuerdo como verdaderos fracasos, como por ejemplo, las diferentes secuelas de la saga Driver de Atari o la saga True Crime de Activision.

La mayoría de estos juegos no son malos juegos, pero por unas u otras cosas, principalmente la jugabilidad, la optimización o la falta de depuración de bugs infumables, acabaron por lastrar unos títulos que de haber sido mejor llevados podían haber quedado en la retina de sus jugones, porque muchos tenían valores e ideas que podían haber marcado diferencias.

Uno de estos juegos que feria tras feria parecía que iba a ser un superventas y superjuego es The Saboteur de EA, desarrollado por Pandemic, quienes fueron "excomulgados" por la multinacional debido precisamente a este juego, que denota una desidia y una falta de interés que de otro modo podían haber resultado en un juego de una calidad difícilmente comparable, pero que sin embargo, nos encontramos con un título frustrante y que da pena jugar por lo que podía haber sido y no es...


Argumento
A pesar de tratarse de un título técnicamente superior desarrollado para las consolas de última generación y que pretendía ser, y lo es, un referente técnico, probablemente su punto álgido sea el argumento y por extensión, la ambientación del juego.

Y es que The Saboteur tiene una trama intrigante y enviciante que pide más y más, a pesar de tratarse de una suerte de [i]sandbox a la GTA[/i].
A diferencia de los títulos de Rockstar que son más calmados y tienen un desarrollo escalonado para que podamos ir haciendo las misiones secundarias y minijuegos varios, en The Saboteur, la trama siempre está en lo más alto, es desenfrenada.

Como decía el juego, aunque tiene más localizaciones, pedanías o pueblos, está principalmente ambientado en el París de la ocupación nazi durante la Segunda Guerra Mundial.
La ciudad es fácilmente identificable y está representada de forma espectacular, pudiendo visitar el Sacre Coeur, la Torre Eiffel o los Campos Elíseos entre otros lugares emblemáticos de la ciudad del amor. Es realmente una maravilla en este aspecto, la escenografía es de chapeau.

Sean Devlin es un irlandés que se encuentra, por cosas de la vida, en París durante la ocupación alemana en la Segunda Guerra Mundial. Debido a dramáticos acontecimientos y a lo peliagudo de la situación, bebe para olvidar en un bar de strip-tease donde se congregan los nazis, pero que por lo demás no es mal lugar para olvidar...

Un día se le acerca un tal Luc con un desagrado similar por los nazis al de Sean, hablándole de lucha, de resistencia, de Francia, ¡de la libertad!
Sean no se puede esconder más, especialmente después de lo que le ha ocurrido en el pasado...

La parte negativa de todos estos halagos es que el juego nos ha llegado sin traducir, en completo inglés, lo que es un problema, debido a que a pesar de tener subtítulos, apenas hay pausas para ponerse a leerlos y nos perdemos gran parte de las conversaciones...

Afortunadamente hay un proyecto de traducción en proceso para poder disfrutar del juego lo más cerca posible al 100% en este aspecto.


Gráficos
Si la escenografía de The Saboteur es excepcional, en gran parte es gracias a que el arte gráfico y a los gráficos propiamente dichos son igualmente excepcionales.

Está claro que tratándose de un juego desarrollado por los mismos desarrolladores de los galardonados Mercenaries y avalado por la todopoderosa EA debía aprovechar las cualidades gráficas del momento y explotar este apartado siempre muy goloso, pero lo cierto es que el juego no se queda sólo en eso.

Si bien los gráficos son muy buenos, con sincronización labial, gestos faciales y un largo etcétera que no voy a nombrar pero que alcanza cotas muy altas, donde realmente el juego destaca es en el uso de los efectos especiales, o mejor dicho el mencionado arte gráfico, con el uso del blanco y negro, similar a lo ya visto en otras superproducciones, como por ejemplo en el cine con Sin City, donde aún usándose el blanco y negro, se saturaban ciertos colores con relevancia, como el siempre efectivo rojo de la sangre.

Así realmente este apartado sobresale con unos efectos especiales de sangre o explosiones muy atractivos.

La parte negativa la pone un motor físico bastante más mediocre, si bien cuando abatimos a un enemigo cae de forma aceptable, así como los daños en los vehículos, etc, las texturas son bastante pésimas, donde aquello que se dice de que los objetos tienen alma es llevado hasta el extremo... porque si nos acercamos a una barrera o a un jarrón con plantas resulta que nos chocamos con "algo" antes de realmente tocar los objetos...

Y es especialmente notable, ya que cuando el juego quiere ser espectacular lo es, como a la hora de saltarnos barreras o puertas en una persecución, o al atropellar a alguien, incluso el choque de dos vehículos es bastante correcto... por eso mismo es desgraciado que no se haya tenido el mismo cuidado en unas cosas como con otras y el resultado final es un poco frustrante y deja el resquemor de lo que podía haber sido.


Sonido
Como decía, The Saboteur técnicamente es un lujo, y la técnica no se queda sólo entra por los ojos, sino también por los oídos... sobretodo en un juego como éste que pretendía ser un juego de sigilo, a pesar de que no lo sea en el sentido estricto del género.

Y es que los efectos especiales son más que correctos y la banda sonora, de la época cumple su cometido bastante bien, de forma similar a la saga GTA, cuando nos subimos a un coche aparece la música, además de brillar especialmente cuando vamos a bares, donde la música suena en todo su esplendor, a veces acompañada de espectáculos que nos obnubilan...
No obstante los temas licenciados son pocos y muy a menudo los veremos repetirse.

Pero donde realmente brilla el apartado sonoro es en el doblaje de las voces, a pesar de ser un "ignorante" a la hora de poder confirmar un acento francés, un alemán y un irlandés, aceptando que sean los correctos que lo supongo y me lo creo, las actuaciones son ejemplares, de lo mejorcito que he oído.
Mención especial para Robin Atkin Downes que dobla a nuestro protagonista Sean Devlin, realmente es espectacular, un doblador de videojuegos con mucha experiencia, y que en mi opinión ha hecho su mejor trabajo en The Saboteur.

Por otro lado, lo malo de estos acentos es que hay que tener un oído muy fino y ser muy fluído con el inglés para poder entender todas estas abreviaciones y jergas...


Jugabilidad
The Saboteur es un juego claramente consolizado, se nota en la interfaz que no es demasiado cómoda de usar con el ratón, a pesar de que el port ha sido realizado de una forma bastante correcta, no se aprovecha del todo las posibilidades de los compatibles. Además, el juego ha sido desarrollado de una forma bastante paupérrima, con bugs y una optimización pésima...

El juego es una mezcla de sigilo, acción y sandbox, que no llega a destacar en ninguno de estos géneros, pero que no se hace especialmente monótono precisamente por ello y puede gustar a diferentes tipos de jugadores.

A pesar de que en un principio pretendía ser un juego de sigilo, y está orientado a ello, en ningún momento nuestro protagonista pretende ser un superhéroe, el precario diseño de los niveles y la falta de alternativas, acaba finalmente requiriendo de la fuerza bruta y la acción pura y dura para poder completar dichas misiones.

Y la verdad es que volvemos a lo mismo, es una lástima que un juego con este planteamiento de un saboteador, que intenta infiltrarse sin ser visto, usando disfraces como en Hitman, pudiendo matar con sigilo, etc, etc, al final tengamos que completar muchas misiones sin poder realmente pasar desapercibidos por su mal diseño.

Igualmente las habilidades de Sean, como escalador sin parangón, que ni se despeina a la hora de colgarse de un balcón sin más apoyo que sus manos a decenas de metros de altura, son bastante increíbles para un juego que pretende ser fiel a la realidad... al menos en otros apartados.

Como decía, The Saboteur también es un sandbox ya que podemos realizar las misiones en cierto orden a nuestro antojo, pudiendo recorrer los lugares donde nos encontramos robando coches, realizando misiones secundarias, completando objetivos para superar retos, o ir a uno u otro lugar a completar las misiones principales.

Sin embargo, esta jugabilidad libre no está tan bien implementada ni es tan interesante como en otros juegos, por ejemplo, el ya citado GTA, lo que unido a la interesante trama, nos incita aún más a seguir haciendo las misiones principales y dejar de lado las aburridas submisiones para completar el juego al 100%.


Extras
Como se ha puesto de moda últimamente The Saboteur pretendía ser ampliado a través de DLC, los llamados contenidos descargables en castellano, y de hecho ya tiene uno, The Midnight Show, sin embargo, debido un poco a la falta de éxito del juego parece que no va a explotar estas discutibles posibilidades.

No en vano, The Midnight Show es un contenido gratuito que simplemente activa la desnudez en el juego, lo que por un lado puede ser un problema por cuestiones de edad, no deja de ser lógico, si visitamos un club de strip-tease, qué menos que ver unos pechos desnudos... estamos hartos de verlos en la televisión y nadie parece alarmarse...


Conclusión
The Saboteur es un juego que sobre el papel es extraordinario, técnicamente es impecable y está recreado de una forma preciosa, es una gozada viajar por París, a pesar de la coyuntura bélica y el grafismo es cuanto menos sorprendente y sin lugar a dudas destaca, así como el apartado sonoro con un doblaje en inglés envidiable.

Desgraciadamente la teoría no se llevó a la práctica, y en estos casos es donde es más sangrante, pudiendo haber sido un juego elevado al olimpo de los juegos de acción, junto tal vez el juego que me parece más comparable, Mafia de los checos Illusion Softworks.

De hecho cada vez que lo juego me parece que los chicos de Pandemic idearon este The Saboteur muy inspirados en aquella obra de principios del siglo 21, pero por unas cosas o por otras, no pudieron cumplir con sus propias expectativas y por extensión con las expectativas que habían ido creando en la gente.

Al final, el producto es un quiero y no puedo, bastante frustrante, que si bien se puede jugar, deja una sensación agridulce.

No obstante por la mencionada por enésima vez escenografía, merece la pena jugarlo.



Puntuación del Revisor: 7


Capturas


Requisitos Mínimos
- Procesador: Core 2 Dual Core 2.4 GHz o equivalente.
- RAM: 2 Gb
- Tarjeta Gráfica: nVIDIA Geforce 7800 GTX 256 Mb o ATI Radeon HD 2600 Pro 256 Mb
- DirectX: 9.0c
- Disco Duro: 7 Gb
- Lector: DVD Doble Capa

Requisitos Recomendados
- Procesador: Quad Core 2.8 GHz o equivalente.
- Tarjeta Gráfica: nVIDIA Geforce 8800 GT 512 Mb o equivalente.

Consolas
PlayStation 3
Xbox 360

Equipo de Pruebas
- Procesador: Intel Core i7 920
- RAM: 6 Gb
- Tarjeta Gráfica: ATI Radeon 5850 1 Gb
- Tarjeta Sonido: Realtek ALC888
- Sistema Operativo: Windows 7