Clan DLAN
24 de Junio de 2017
Actualmente tenemos 161 usuarios online.
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN


Alpha Protocol



Género: Acción/RPG
Puntuación: 7.1
Año: 2010
Idioma [Texto]|[Sonido]: ???|:alabanza:
Desarrollador: Obsidian Entertainment
Distribuidor: SEGA
Comentarios


Links Relacionados:
Sitio Oficial:
Alpha Protocol
Revisión


:alabanza: Revisión realizada por SunkDevifull

Muchos sabréis la historia de Obsidian, y casi todos conoceréis la saga de videojuegos Baldur's Gate y la división de RPGs de Interplay, Black Isle, pero nunca está de más refrescarse la memoria.

Pues bien, resulta que Interplay comenzó a tener pérdidas por diferentes fiascos, y decidieron cargarse el estudio Black Isle, a pesar de ser prácticamente quienes mantenían a la empresa...

Algunos de los trabajadores de Black Isle, en conjunción con BioWare y/o su motor Infinity, desarrollaron Baldur's Gate, PlaneScape Torment, etc.

Después de mucha agonía, Interplay se declaró en bancarrota, a pesar de que ahora está intentando resurgir de sus cenizas.

Algunos de estos programadores, analistas, artistas... se fueron a otras empresas orientadas a los RPGs, les gustaba lo que hacían, y en general lo hacían bien, Troika o la propia BioWare fueron alguno de los destinos, desgraciadamente los primeros también tuvieron un destino fatal.

A lo que finalmente tras idas y venidas, se formó Obsidian, que junto con BioWare y la creciente Bethesda, conformaban las esperanzas de los aficionados a los juegos de rol de ordenador.

Desgraciadamente estas cosas no suelen acabar bien, con BioWare cada vez más centrada en consolas, Bethesda bastante casualizada y Obsidian... bueno... Obsidian aún no ha terminado de convencer a nadie, y eso que ya llevan bastantes años y bastantes oportunidades...

Se les criticó por intentar aprovechar el tirón de franquicias ya exitosas, a pesar de que muchos más bien pensaban que las estaban desaprovechando, no en vano estos juegos fueron muy criticados, pero en fin, todos los comienzos son duros y un poco de ayuda nunca viene mal, pero al fin llegó ese proyecto esperanzador, un juego completamente propio y además diferente, supuestamente un RPG de infiltración, algo novedoso...

Pero tras muchos retrasos y la alargada sombra de SEGA mirando de reojo, finalmente Alpha Protocol ha sido otra oportunidad desperdiciada, donde algunos empezamos a reconocer que aunque la mona se vista de seda...


Argumento

Como decía Alpha Protocol pretendía ser un juego diferente, al fin y al cabo un RPG de espionaje no es algo habitual, de hecho el sigilo y la infiltración no son precisamente un género prolífico, y aún menos desde un punto de partida rolero.

Como si de un Splinter Cell se tratara, nuestro alter ego es un soldado que pertenece a una unidad del gobierno de los Estados Unidos ultrasecreta... si alguien descubre Alpha Protocol, nadie ni nada conseguirá enlazarles con el gobierno, ejercen al margen de documentos... y casi de la ley.

Seremos Michael Thorton, que acabamos de despertar un poco amnésicos en una habitación acristalada donde todo indica que estamos siendo vigilados o retenidos... una voz nos llega desde un PDA que hay en la mesa, Mina nos intenta hacer recordar quienes somos y donde estamos... y que debemos salir de allí.

Pero no todo es lo que parece, y una unidad como Alpha Protocol debe poner a prueba a sus agentes constantemente...

Uno de los puntos fuertes de Alpha Protocol es precisamente su argumento, aunque tal vez sea un poco enrrevesado y tópico, es interesante y además tiene bastantes giros dependientes de tus elecciones, no sólo durante las conversaciones, si no durante las misiones, si matas o no a alguien, si vas a saco o lo haces de forma sigilosa, etc.

Durante las conversaciones, normalmente y demostrando ser un port consolero puro y duro, las elecciones las tomaremos eligiendo entre arriba, abajo, izquierda y derecha, emulando un mando. De modo similar a Mass Effect, juego de BioWare del que Alpha Protocol copia muchas cosas..., no elegimos realmente lo que vamos a decir, si no más bien nuestra actitud, afable, sarcástica o más directamente si queremos amenazar, interrogar, etc.

El juego hará un control de empatía con el resto de personajes de acuerdo a nuestras acciones y elecciones, si matamos civiles, si somos amables, si somos profesionales, etc.
En este aspecto Alpha Protocol está muy orientado a los hombres, pues además de llevar a un personaje varón predefinido, existe la posibilidad de mantener romances con las féminas del juego, que casualmente son con las que generalmente tenemos más trato, quedando los personajes masculinos más como enemigos o rivales.

El juego está traducido, sin embargo, uno de los principales bugs que nos encontraremos, que no el único, será que el tempo de los subtítulos está mal implementado y muchas veces no podremos leer lo bastante rápido las conversaciones, pudiendo perdernos cosas interesantes. Además el video introductorio no está subtitulado...

El juego tiene bastante información sobre sí mismo, informes de las misiones, base de datos sobre los personajes, facciones, armas, etc, podemos tirarnos bastante rato poniéndonos al día.

Al comienzo del juego elegiremos una clase de personaje, desde el recluta, donde comenzaremos completamente de 0, hasta algunos perfiles predefinidos, aunque realmente no difieren entre sí más que en las habilidades de inicio.
En un punto de la trama podremos especializarnos, lo que tampoco varía significativamente el juego, salvo que desbloquea completamente habilidades según lo que elijamos. Ya hablaré de ello más adelante.


Gráficos

Mucha gente ha criticado la calidad gráfica de Alpha Protocol, pero realmente no es el peor apartado del juego, si bien denota que los retrasos del mismo han hecho mella en su motor y no está a la altura de otros juegos más actuales, como sin ir más lejos Mass Effect 2 de BioWare, tampoco es algo demasiado reseñable, más aún teniendo en cuenta que se ha vendido como un RPG, género que no suele destacar por ser abanderado gráfico.

Tal vez lo peor objetivamente sean los movimientos poco creíbles de los personajes, al andar, sobretodo agachados, en la reacción, a golpes o disparos, la forma de caer una vez muertos, etc

También los gestos faciales no son un alarde técnico, pero cumplen mínimamente, y aunque mirando al detalle, Alpha Protocol tiene un acabado irregular, en general no debería ser especialmente criticable.


Sonido

Las músicas de Alpha Protocol son más que aceptables, aunque pasan bastante desapercibidas al tratarse de un juego de infiltración, mantienen la tensión de forma correcta.

Asi mismo los efectos especiales son buenos, a la hora de escuchar a otros o de hacer ruido para que nos escuchen, disparos, explosiones y demás.

Si bien a mí no me lo ha parecido, mucha gente destaca la calidad del doblaje, por supuesto en inglés de Alpha Protocol.
Personalmente creo que hay mejores ejemplos de doblaje de calidad, a pesar de que me parece notable, tal vez que el resto de aspectos se hayan abandonado un poco e incluso sean bastante negativos, haya hecho que muchos críticos enaltezcan el doblaje.


Jugabilidad

Sin lugar a dudas el epicentro del fracaso de Alpha Protocol, tiene tantos fallos y tantos retrasos tecnológicos, que si bien puede que ninguno sea objetivamente definitivo e injugable, demuestran que el juego, a pesar de los retrasos y llevar varios años en desarrollo, ha salido sin depurar y con multitud de problemas que resultan en un juego inferior, incluso cuando no hay referentes comparativos con los que decir que éste o aquél sea mejor, parece evidente para todos, que Alpha Protocol no ha acabado siendo lo que parecía.

Como ya adelantaba uno de los principales problemas del juego son los movimientos de Mike, limitadisimos y totalmente sobre raíles, apenas hay rejugabilidad ni opciones a la hora de completar una misión.
Si ya nuestro protagonista apenas puede moverse, agacharse y disparar, que el diseño de los niveles sea perfectamente guiado y nada interesante nos hace sentirnos aún más decepcionados con su jugabilidad.

Aunque se nos vendió Alpha Protocol principalmente como un juego de rol con toques de espionaje y tal ambientación, la realidad es la contraria, Alpha Protocol es un juego de espionaje con toques de RPG, y bastante leves, por cierto.

A diferencia de otros juegos de espionaje que suelen tirar por el sigilo, como Splinter Cell o incluso Hitman, donde debemos ser una sombra en uno o pasar desapercibidos en el otro, aquí el diseño de los niveles y la falta de posibilidades a la hora de abordar una misión, decanta el juego por la confrontación, tratándose finalmente más de un juego de acción sobre cualquier otro género.
Si bien podemos ir a saco disparando sin pudor, o intentar pillar desprevenidos a nuestros enemigos, difícilmente podremos realmente evitarles completamente.

A esto hay que añadir que la IA del juego es bastante deficiente, aún aceptando que estos juegos exigen un rendimiento superior a la media en este aspecto, lo cual es difícil de alcanzar, en Alpha Protocol estamos ante una IA especialmente mala.
De principio a los enemigos les cuesta vernos, aún estando en su campo de visión, sin embargo en el momento que ven un cadáver, alguien muere, aún disparando con silenciador, o nos ven de refilón, saben en todo momento donde estamos, aunque hayamos cambiado de posición...

El juego también tiene un sistema de alarmas para cuando nos ven los enemigos, que también funciona de forma extraña, a veces los enemigos hacen sonar la alarma un centésima de segundo tras habernos visto, sin tener que avisar por walkie, intercomuncador, silbar, nada, de repente nos ven, de repente se activa la alarma.
Sin embargo, otras veces empezamos a cargarnos enemigos en sus narices con toda la tranquilidad del mundo, y deciden no hacer sonar la alarma...

Michael no salta, sólo cuando el juego quiere que saltemos, tampoco puede dejarse caer, cuando nos acercamos a un desnivel, aunque sea un salto ridículo...
Alpha Protocol trae alguna de las barreras más casposas que parecían ya superadas.
Además de lo dicho, los muertos desaparecen, a veces con simplemente hacer un giro de 360º con la cámara, ¡et voila!, ya no hay cuerpo. Algo especialmente sangrante tratándose de un juego de infiltración
Constantemente el juego nos bloquea mediante puertas que se cierran por arte de magia para que no podamos volver atrás.

Tratándose de un juego de infiltración, obviamente a veces tendremos que abrir cerraduras, piratear algún ordenador, etc, para lo cual existen 3 minijuegos, el primero donde debemos alinear los bombines de la puerta para abrirla, el más sencillo. Para los ordenadores, debemos buscar entre una maraña de letras y números que van cambiando a lo Matrix, dos series predefinidas, este minijuego no es sencillo, al menos hasta que no le pillemos el tranquillo, una de las series la movemos con las teclas de movimiento, pero la otra la movemos con el ratón, siendo complicado colocarla en su lugar. Imagino que esto viene directamente de los mandos que tienen dos sticks analógicos...
En el tercer minijuego, generalmente para abrir cerraduras electrónicas y desactivar alarmas, debemos pulsar en orden una serie de números que están al final de un enrrevesado laberinto, de modo que debemos descubrir cual es cual realmente.

Otro de los problemas más insoportables y casposos, es que los enemigos no están posición constantemente, si no que aparecen cuando nos acercamos lo suficiente al lugar, y eso que apenas hay tiempos de carga durante todo el juego, así que no es debido a ello, si no por algún tipo de deficiencia técnica...
Por si esto fuera poco, en el momento en que aparecen estos enemigos, la cámara tiende a volverse loca, a veces dejándonos con el culo al aire, pero siempre, maldiciendo en hebreo... aunque es lo más habitual, no es la única razón por la que la cámara a veces nos juega malas pasadas, otra muesca en el revolver...

Como decía Alpha Protocol tiene toques de rol, pero básicamente se resumen en un árbol de habilidades, según superemos las misiones ganaremos puntos de experiencia, e incluso si pirateamos ordenadores o abrimos puertas no obligatorias, nos conceden algunos puntos extra. Así vamos ganando niveles.

Al subir un nivel podemos repartir varios puntos de habilidad entre las habilidades, según el tipo costará más o menos puntos, por ejemplo las habilidades de sigilo cuestan 6 puntos, mientras que las de pistolas cuestan 5 y las de lucha cuerpo a cuerpo cuestan 3.
Hay dos tipos de habilidades, las permanentes que normalmente mejoran un aspecto de nuestro personaje, que si la precisión con un tipo de arma, que si el daño en cuerpo a cuerpo, etc
El otro tipo de habilidades son temporales y debemos activarlas, durando un tiempo limitado, como por ejemplo resistir drásticamente el daño recibido, mantenerse invisible, etc.

Entre misiones dispondremos de pisos francos donde acceder a nuestro ordenador para leer nuestros correos electrónicos, y para entrar en el mercado negro.
Nuestro arsenal se limita a cuantro tipos de armas, las pistolas, los subfusiles, las escopetas y los fusiles.
Existen varios modelos, mejores y peores que podremos comprar con el desarrollo de la trama, además de mejoras para cada una de las armas, como silenciador, mayor capacidad de munición, etc.

También existen varios tipos de munición, aunque básicamente se resumen en normales, penetrantes para atravesar chalecos antibalas y anestesiantes para librarse de civiles o inocentes sin tener que matarlos, en caso de que decidamos ir por ese camino más ético.

Además de armas, disponemos de varios objetos, que si chutes de epinefrina para aumentar nuestra resistencia, botiquines para reponer nuestra salud, o algún que otro objeto que sirva a nuestros intereses de escabullirnos en las líneas enemigas.
Para ello podemos comprar varios tipos de trajes, que además de mejorar nuestra resistencia al daño, tendrán más o menos huecos para llevar objetos, y para sus propias mejoras, desde bonificaciones al tiempo de los minijuegos, ayuda para no ser grabado por cámaras, etc.

Así existe cierta mejora y/o personalización en nuestro equipo, pero realmente no es algo llamativo, pues la diferencia entre la pistola con la que comenzamos y la más cara, es muy sutil, y para nada vital a la hora de pasarnos el juego, si bien lo cierto es que si exploramos los niveles acabaremos teniendo bastante dinero.
Dinero que además de poder usarse en la compra de equipo, podemos invertirlo en ayudas, como el mapa de una misión activa, el apoyo de mercenarios que nos allanen un poco el camino, información, etc.

Y es que cuando decidamos comenzar una misión, normalmente tendremos varias disponibles, una de las pocas e irrelevantes elecciones que tendremos en Alpha Protocol.

Por último hay que reseñar uno de los bugs más recurrentes del juego, y es a la hora de cargar una partida, sobretodo si es durante una misión y hemos reiniciado el juego.
En Alpha Protocol no guardamos cuando queramos, si no que se guarda a partir del último punto de control.
Aunque el juego tiene autoguardado, podemos tener nuestras propias partidas, aunque siempre cargarán a partir del último punto de control.

Por esto, a veces cuando ejecutamos el juego y cargamos una partida que estaba en medio de una misión, el objetivo que nos marca el juego es el inmediatamente anterior, que unido a que habrá alguna puerta u obstáculo que nos impide volver atrás, será imposible continuar...

Afortunadamente el juego también hace un autoguardado cada vez que salimos del piso franco para comenzar una misión... así que en el peor de los casos tendremos que recomenzar la misión...

A veces también cuando carguemos un punto de control, especialmente cuando hemos muerto durante una misión, los enemigos que debería haber tras ese punto de control habrán desaparecido.


Conclusión

Alpha Protocol es un juego relativamente distinto y diferente, difícilmente podemos compararlo con otros juegos, ya que aunque bebe mucho de Mass Effect de sus camaradas de BioWare, el acercamiento es distinto, pues Alpha Protocol, teóricamente era un juego de sigilo.

Finalmente el resultado ha sido bastante decepcionante, en absoluto juega en la liga de los juegos de sigilo, en todo caso se trata de un juego de acción, aunque desde una perspectiva de los espías.
Tiene toques roleros, como diverso equipo, con sus mejoras, además de un sencillo árbol de habilidades, pero tampoco puede tratarse de un juego de rol.

Técnicamente no es gran cosa, sin embargo jugablemente contiene una serie de retrasos y sistemas frustrantes que acaban por convertirlo en un juego insufrible, a pesar de no contener nada especialmente grave, el cúmulo de despropósitos ha terminado por agotar el crédito que se empezaba a poner en duda de estos desarrolladores de Obsidian.

En definitiva, un juego con un interesante planteamiento pero llevado de la peor forma posible, que no termina de definirse en ningún momento y que con la cascada de despropósitos que tiene a sus espaldas no es fácil de sobrellevar. No obstante, gracias a un sistema de conversaciones y acción/reacción notable, los que acaben asumiendo sus errores pueden acabar encontrando un juego distinto, que muchas veces ya es algo.


Puntuación del Revisor: 5


Capturas


Requisitos Mínimos
- Procesador: Pentium 4 2.4 GHz o equivalente.
- RAM: 1 Gb
- Tarjeta Gráfica: nVIDIA Geforce 6800 256 Mb o ATI Radeon X1300XT 256 Mb
- DirectX: 9.0c
- Disco Duro: 12 Gb

Requisitos Recomendados
- Procesador: Core 2 Duo 2.2 GHz o equivalente.
- RAM: 2 Gb
- Tarjeta Gráfica: nVIDIA Geforce 8800 o ATI Radeon X1800.

Consolas
PlayStation 3
Xbox 360

Equipo de Pruebas
- Procesador: Intel Core i7 920
- RAM: 6 Gb
- Tarjeta Gráfica: ATI Radeon 5850 1 Gb
- Tarjeta Sonido: Realtek ALC888
- Sistema Operativo: Windows 7