Clan DLAN
18 de Octubre de 2017
Actualmente tenemos 180 usuarios online.
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN


The Munchables



Género: Plataformas/Acción
Puntuación: 8
Año: 2009
Idioma [Texto]|[Sonido]: ???|:alabanza:
Desarrollador: Namco Bandai
Distribuidor: Namco Bandai
Comentarios


Links Relacionados:
Sitio Oficial:
The Munchables
Revisión


:alabanza: Revisión realizada por SunkDevifull

El catálogo de Nintendo Wii probablemente contenga la mayor cantidad de morralla jamás vista en una videoconsola, tal vez sólo comparable con la cantidad de basura que salió para la Nintendo original, con los hacks y demás copias de juegos, modificaciones, versiones trucadas, etc, etc.
Casualmente confluyen en una misma desarrolladora de hardware... pero lo peor es que hoy en día existen controles de calidad para que un juego sólo sea lanzado si la "madre" lo permite.

En cualquier caso lo importante es que encontrar juegos de calidad para Wii no es sencillo, a pesar de la gran cantidad de información de la que disponemos hoy en día gracias a internet.

No me parece mal que se lance una videoconsola orientada a los niños, para eso Vtech lleva años lanzando sus propios productos con relativo éxito, pero o deberían dejarlo claro en la misma caja de la consola, o al menos deberían mantener el interés de los no tan niños, al fin y al cabo, una cosa no excluye a la otra, o no debería...

Finalmente tenemos que sucumbir ante estas limitaciones e intentar disfrutar de estos juegos, que a pesar de que sean idealmente infantiles guardan más de lo que parece.

Como decía, para Wii han salido y siguen saliendo gran cantidad de videojuegos, debido a que la consola de Nintendo parece un poco la gallina de los huevos de oro para videojuegos de bajo presupuesto y aún más bajo tiempo de desarrollo, sin embargo, los pocos que pueden valer la pena quedan muchas veces en el anonimato, tal vez porque no hay una Ubisoft o una Electronics Arts tras de ellos.

Para mí, después de haber probado muchos juegos de esta consola, para intentar rentar su adquisición, The Munchables me ha parecido uno de los más originales y divertidos, a pesar de su sencillez, tanto a la hora de jugarlo, como la base del propio juego, vayamos a ello.


Argumento
Después de tanto YouTube y tanto programa de zapping es difícil sorprenderse de las excentricidades de los japoneses, por eso la ida de olla total que nos pretenden meter como argumento del juego casi no nos pilla desprevenidos, pero vaya, es como para tomárselo en serio.

En el mundo de Munchables conviven en paz estos simpaticos animalillos que no hacen más que comer y dormir, la buena vida. Esto es posible gracias al Anciano que proteje y controla Isla Hambruna y sus templos, donde guardan sus orbes de poder... que no son ni más ni menos que unas boñigas brillantes y de colores...

Resulta que una banda de piratas espaciales, llamados monstruos Tabemon y liderados por Don Cebolla, han invadido Isla Hambruna y se han llevado los orbes mutándoles y haciéndoles más poderosos y peligrosos.

Así que el Anciano mientras busca una solución, se da cuenta rápidamente de que estos animales glotones, lo son, pudiendo devorar y eliminar a estos desagradables alienígenas vegetales...

Además de todo este derroche de locura psicótica, estos juguetones animales que serán los que nosotros controlemos, al acabar una pantalla no tienen otra cosa que hacer que descomer lo que se han zampado durante la presente pantalla... en forma de bolas mágica que podrán llegar a cubrir al Anciano si hemos comido mucho, proporcionándonos una puntuación... no está nada mal oiga... eheh

The Munchables está traducido al castellano, de forma más que correcta y siguiendo ese extraño humor y a la vez esa ingenuidad infantil.


Gráficos
El apartado gráfico de Munchables no desmerece en absoluto, todo es bastante fluído y colorido, el arte gráfico es bastante correcto a pesar de que algunos enemigos en forma de vegetal antropomorfo queden un poco extraños, pero bueno... no suelen durar demasiado.

Están claras las limitaciones de Wii, y todo tiene un cariz infantil y de dibujo animado, pero apenas hay imperfecciones gráficas que lamentar, así que finalmente el resultado es bastante bueno.


Sonidos
Las únicas voces que oiremos son durante las escasas escenas cinemáticas, tenemos que aguantarnos con los típicos balbuceos durante los diálogos, y por supuesto, algún que otro efecto de sonido.

No es un mal apartado, las músicas también son divertidas y alegres por lo general, acompañando la acción, con toques electrónicos y ácidos bastante acertados.

Obviamente no podemos compararlo con juegos más serios con bandas sonoras de cine y doblajes de Hollywood, pero al fin y al cabo, para el juego sencillo y desenfadado del que está claro que se trata, cumple.


Jugabilidad
Es la parte principal de The Munchables, que como no me he cansado de repetir, se trata de un juego sencillo, pero adictivo, con relativa rejugabilidad y muy divertido, que al fin y al cabo es lo que hace que un juego acabe destacando o no, y en su marco The Munchables, destaca.

Como decía nosotros llevaremos estos animales extraños llamados Munchables que están encantados de comer zanahorias y fresas, tal vez si miramos en profundidad el mensaje del juego no sea otro que animar a los peques a comer frutas y verduras... pues oye, no es mal mensaje, aunque con toda esta amalgama de excentricidades, dudo que un mensaje trascendental fuera lo que tenían en mente sus desarrolladores.

Estos animalejos simpáticos tienen pocos movimientos, saltar, atacar y comer.
El primero es obvio, el segundo permite dividir a los enemigos para poderlos comer, porque si somos pequeñines no podemos comernos una piña entera y tendremos que comernos porciones individuales... bueno, luego os lo explico mejor, eheh, y comer, pues eso.

El caso es que según vamos comiendo, vamos aumentando nuestro tamaño, este tamaño aunque es obvio mirando a nuestro animal, también se ve representado como un número de nivel, es decir, normalmente empezamos un mundo con nivel 1 y vamos aumentándolo, generalmente hasta un máximo por pantalla que nos lo indican al comienzo.

Como decía, según subimos de nivel y crecemos en tamaño, podemos comernos de un bocado enemigos más grandes, y es que los enemigos también tienen su propio nivel, que podemos ver en un numerito sobre sus cabezas, pero si los enemigos son de mayor nivel que nosotros y por tanto más grandes que nosotros, tendremos que dividirlos atacándoles.

Esto hace que seamos más vulnerables, pero también nos permite derrotarlos al poder comérnoslos, ya que el ataque no produce daños, la única forma de derrotar enemigos es comernoslos.

Así el juego, en un estilo muy influenciado por los famosos Katamari Damacy, es un frenético comer y comer y comer mientras deambulamos por los escenarios esquivando ataques e intentando cumplir los objetivos para pasar de pantalla, generalmente derrotar a un enemigo especial, destruir algo o activar algún que otro mecanismo para poder acceder a algún lugar.
A veces nos encontramos enemigos muy poderosos que debemos dejar atrás para volver cuando seamos más nivel y poder enfrentarnos a ellos, ya que los escenarios suelen ser abiertos pudiendo ir y venir a nuestro gusto, aunque otras veces son más lineales impidiéndonos echar la vista atrás.

Ya que en general se guarda nuestro nivel entre pantallas de un mismo mundo, no suele ser buena idea pasarlas a toda prisa, además de que el juego es muy divertido intentar limpiar bien los escenarios, nos puntúa para ello de forma que podamos repetir las pantallas para mejorar nuestras puntuaciones.

Como decía antes, según los enemigos nos hayamos tragado podemos conseguir "premios", que no son más que detalles para "vestir" a nuestros animales, que si peinados, como una cresta o un gorro, que si gafas, de sol o con unas narices de broma, etc, etc.
Pero bueno, siempre está bien para retarnos a nosotros mismos a completar el juego al 100%.

Es difícil explicar estos juegos donde el desarrollo es mucho más divertido disfrutándolo que imaginándolo, y es que donde tal vez el juego brille especialmente sea en los jefes finales de cada mundo, donde hay que currárselo bastante más ya que hay que ir comiéndoselos poco a poco, para finalmente alcanzar más nivel que ellos y poder comérnoslos enteritos, además estos jefes suelen ser más complicados requiriendo cierta estrategia para eliminarlos, darles en un punto debil, atontándolos, etc.


Extras
Como rejugabilidad, además del retarnos a nosotros mismos a conseguir todos los premios y mejorar nuestras puntuaciones, al terminar el juego desbloquearemos un personaje extra.
Además una vez superado un nivel podemos rejugarlo con otro recorrido, cambiando ligeramente la experiencia de jugarlo.


Conclusión
The Munchables es un juego sencillo, y no especialmente largo, a pesar de que juegos mucho más serios y mucho más conocidos, acaban teniendo una duración mucho menor que este juego.

En cualquier caso se trata de un juego desenfadado y tremendamente divertido, e incluso adictivo a pesar de ser claramente infantil, por lo que cuando nos cansemos de jugar a algún juego más serio, The Munchables es una alternativa muy superior a la media de juegos que vemos en el catálogo de la consola de Nintendo.

Está claro que lo que más juega en su contra es la primera impresión, siendo un juego infantil, intrascendente e incluso muy extraño que te deja un poco con cara de "¿qué es esto?", pero si le damos una oportunidad y nos pasamos unas cuantas misiones, probablemente nos veremos irremediablemente enganchados por un juego muy divertido y original.
Lo que no es moco de pavo tratándose de Wii.

Puntuación del Revisor: 8


Capturas


Consola
Wii