Clan DLAN
25 de Marzo de 2017
Actualmente tenemos 71 usuarios online.
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN


Vampire The Masquerade: Bloodlines



Género: Rol/FPS
Puntuación: 7.9
Año: 2004
Idioma [Audio|Texto]: ???|???
Desarrollador: Troika
Distribuidor: ActiVision
Traducción Castellano
Guía
Comentarios
Serie Vampiro


Links Relacionados:
Sitios Oficiales:
Vampire The Masquerade: Bloodlines
Fan Sites:
PlanetVampire
GameBanshee
Revisión


??? Revisión realizada por SunkDevifull

...o cuando Troika quiso jugar con los mayores...

Vampire The Masquerade: Bloodlines es la segunda parte de Vampire The Masquerade: Redemption, sin embargo no tiene ninguna relación salvo la ambientación, el Mundo de Tinieblas de White Wolf, creadora del juego de rol de mesa de Vampiro La Mascarada.

Para los que no conozcan el juego de mesa, con simplemente leer el nombre, es fácil darse cuenta de que la idea principal del juego son los vampiros, uno de los seres mágicos/mitológicos que mayor atracción y mayor culto poseen. Es fácil dejarse seducir por el título, pero tener relación con vampiros no es sinónimo de calidad...

En VTM: Bloodlines, como era de suponer, llevaremos a un vampiro en un mundo gótico-punk apocalíptico y bastante decaído.

Lo primero que se ha anunciado a diestro y siniestro es que este juego está hecho para mayores de 18 años, así que siguiendo esta línea, si no sois mayores de edad, no sigáis leyendo.

La advertencia para mayores de 18 años no es una broma, durante el juego nos encontraremos escenas grotescas de violencia explícita e incluso bastante gore hasta escenas de alto contenido sexual, y eso sin contar con que los diálogos están cargados de insultos y palabras subidas de tono.
En cualquier caso el tema de los diálogos, en España, pasa bastante desapercibido, pues desgraciadamente ActiVision, distribuidora del juego, decidió no traducirlo al castellano, así que muchos no entenderemos gran parte del videojuego. Además hay que tener en cuenta el alto contenido de jerga vampírica y jerga californiana/americana, lo que quiere decir que aún los que nos defendemos con el idioma de Shakespeare, nos veremos en más de una ocasión echando mano de internet o de diccionario...

A parte de los subtítulos en inglés, las voces, lógicamente, también son en inglés, aunque la calidad de sonido y sentimiento por parte de los actores de doblaje es bastante buena.

Afortunadamente un grupo de aficionados del Clan DLAN han traducido al castellano el juego, lo que aumentará considerablemente la calidad del mismo y sobretodo la experiencia de jugarlo.

Gráficos
Desde hace mucho tiempo se le ha dado mucha publicidad de que VTM: Bloodlines usaría el motor gráfico de Valve, el Source Engine, que usó la compañía para desarrollar Half Life 2, sin embargo, la escasa o nula experiencia de los chicos de Troika con los 3D y la mala adaptación del magnífico y rico motor de Valve en este juego ha dado como resultado una calidad gráfica muy por debajo de lo esperado.
En líneas generales y a primera vista, la calidad gráfica es buena, sin embargo, profundizando en el juego y tras echarle horas la cantidad de fallos o bugs gráficos es casi infinita, llegándose a encontrar errores de bulto que no deberían ocurrir a este nivel...
La gran cantidad de fallos gráficos [glitches, glittering, deformaciones de texturas...], la penosa optimización del motor gráfico con caídas de frames inexplicables, la practicamente nula interacción con el entorno hace que VTM: Bloodlines tenga en los gráficos su peor enemigo, sin duda es el punto más débil del juego.

Sonido
El doblaje de las voces está en perfecto americano y es bastante bueno, los personajes importantes tienen su acento marcado y su forma de hablar específica, además de que se nota que se ha invertido tiempo en darle sentimiento a las situaciones en cuanto a diálogos hablados se refiere.
Claro que la gran cantidad de jerga hace que el español medio apenas pueda disfrutar de este doblaje.
Los efectos especiales cumplen su cometido sin percances.
El mayor contra de este apartado se encuentra en la variedad.
Son relativamente pocos los personajes con los que interactuar y muy pocos los objetos, así que los efectos especiales por interacción se pueden contar con los dedos.

Jugabilidad
La mala optimización del motor gráfico es el punto caliente de este apartado. Aún superando los requisitos mínimos, jugar a VTM: Bloodlines es cargante y frustrante. Los tiempos de carga son excesivamente largos, los ordenadores que andan más justitos verán caídas de frames a mansalva, lo que hace injugable el juego.
La mala programación por parte de Troika repercutió en muchos fallos que hacían que el juego se saliera al escritorio, que se quedara congelado o que simplemente no se pudiera avanzar. Afortunadamente algunos se han ido subsanando con el tiempo y la aplicación de ciertos parches, pero se nota que la compañía no prestó la atención que un título como éste se merecía.

El juego en sí, disfruta de una mezcla de géneros que le ha hecho ganarse a muy diverso público. El tipo de interfaz, en primera persona y en determinados casos en tercera persona, con un marcado carácter a juego de acción o incluso FPS ha hecho que mucha gente probara con él, del mismo modo que la relación con el juego de rol de mesa de Vampiro, la existencia de habilidades, subidas de nivel y la omnipresente ficha de personaje han hecho las delicias de la vertiente rolera.
La variedad de géneros, la gran importancia de los diálogos, las diferentes formas de solucionar una situación y por supuesto la licencia de Vampiro La Mascarada son sin lugar a dudas lo mejor de este juego y por lo que algún indeciso se pudiera decidir a jugarlo.

En muchas webs se ha comparado VTM: Bloodlines con Deus Ex, sin embargo, es un gran peso que está llevando el juego de Troika, pues no alcanza al juego de Ion Storm ni de lejos.
Es cierto que el carácter a juego de acción, la interfaz tipo FPS, las habilidades, el ambiente apocalíptico le dan ciertas similitudes, pero los chicos de Warren Spector lo hicieron mucho mejor.

Otro de los puntos más importantes de VTM: Bloodlines es que en esta segunda parte sí podemos elegir el clan y no como en Redemption, así la rejugabilidad del título es ligeramente mayor. Además de que no nos quedaremos con las ganas de ser Malkavian, Ventrue o Toreador.
Nada más empezar completamos nuestra ficha de personaje a nuestro gusto, aunque también podemos dejar que nos la haga la computadora si no controlamos mucho el tema de Vampiro...
La fidelidad con respecto al juego de rol de mesa será del agrado de la mayoría de los que vienen buscando eso, sin embargo, será una barrera para los que desconozcan el juego y se sentirán bastante perdidos, lo que debe ser bastante frustrante.
Eso sí, hay que tener en cuenta, que VTM: Bloodlines no es enteramente un juego de rol, sino que tiene mucho de juego de acción, así algunos puristas de los RPGs se pueden sentir defraudados.
Y es que aunque un juego con esta licencia y tantas ventajas, a priori, como puede tener Bloodlines, puede ser un nido de gente defraudada, por ser complejo para unos, por ser simple para otros ó por ser poco fiel para los demás...

Trama
Como decía más arriba, VTM: Bloodlines toma lugar en algún tipo de era contemporánea apocalíptica y deprimida. Como buen vampiro, sólo saldremos por la noche, por lo que los escenarios serán completamente oscuros y/o nocturnos, calles oscuras con prostitutas y mendigos, pubs y locales de medianoche, todo tipo de psicópatas, locos, vendedores ilegales... vamos, donde a todos nos gustaría vivir, eheh.

El primer escenario que visitaremos será Santa Mónica. VTM: Bloodlines se localiza en California.
Hay que decir que las "ciudades" son relativamente pequeñas, pero ya se encargará Troika con hacernos ir de una punta a otra a la hora de cumplir las misiones, de manera que se nos hagan las "ciudades" enormes.
Y pongo "ciudades" porque son apenas unas cuantas calles...
Aparte de localizaciones específicas, como un barco o un hotel abandonado, las "ciudades" que visitaremos serán 4.

El comienzo del juego coincide con nuestro "comienzo" como vampiro, así que los que no conozcan el Mundo de Tinieblas, que no se preocupen más de la cuenta, pues en teoría pueden ir aprendiendo lo que desconocen a la vez que nuestro personaje alter ego va aprendiendo.

Un pseudotutorial nos enseñará a usar nuestras habilidades y apreder brevemente el hostil entorno que se nos muestra en VTM: Bloodlines.

Extras
Como ya he citado antes, quizás el mayor acierto de este juego es la fidelidad con respecto al juego de mesa, mostrándonos una ficha de personaje casi idéntica a la del juego de mesa. Sin embargo, el limitado "factor rol" le hace perder puntos a este acierto, pero hay que tener en cuenta que es un videojuego, y como tal debe ser limitado. Es cierto, que otros videojuegos basados en D&D, como NeverWinter Nights o Baldur's Gate tienen más factor rol que Bloodlines y que quizá por ahí se le pudiera criticar a Troika por haberlo hecho "fácil" y crear un juego de acción/rol, pero si hay que criticar a Troika no es precisamente por esto.
Si quieres jugar a un juego de rol de vampiros, juega al de mesa...
Sin embargo, Troika se merece muuuuchas collejas y tirones de oreja, porque los fallos son innumerables y clamorosos. No pueden decir que no han tenido tiempo de revisar, porque con el retraso de Half Life 2 se vieron obligados a retrasar VTM: Bloodlines, mientras que podían haber revisado y/o añadido la opción de multiplayer, que en un principio se dijo que iba a haber.
Fallos como que al finalizar una misión te cierren el camino ya sea por un estúpido, artificial y poco creíble muro/puerta/verja o por algo invisible que no te deja avanzar [véase el agujero de las escaleras en el hotel encantado, una vez pasada la misión...].
Del mismo modo y como he dicho arriba, ya podían haber añadido la opción multijugador de la que tanto hablaban, porque tiempo han tenido y mucha gente se ha visto desilusionada...
Si a todos estos contras, se le añade el que ActiVision no tradujera el juego al castellano, al menos en subtítulos, Vampire The Masquerade: Bloodlines no pasa de ser un juego del montón.
Gracias al anteriormente citado grupo de aficionados que se han dejado tiempo libre por traducir un juego que se vende a más de 40 euros y todo por "amor al arte", gracias a ellos, VTM: Bloodlines puede ganar algunos puntos más, pero realmente ni Troika ni mucho menos ActiVision se merecen más de un suficiente.

Puntuación del Revisor: 7.5


Capturas


Requisitos Mínimos
-Procesador: Pentium III 1.2 GHz o equivalente
-RAM: 384 Mb
-Tarjeta Gráfica: 64 Mb
-CD-Rom: 4x
-Disco Duro: 3.3 Gb
-DirectX: 9.0

Requisitos Recomendados
-RAM: 512 Mb

Equipo de Pruebas
-Procesador: AMD Athlon XP 2 GHz
-RAM: 768 Mb
-Tarjeta Gráfica: ATI Radeon 9100 PRO 128 Mb
-Tarjeta Sonido: AC '97
-Sistema Operativo: Windows XP SP2